¿Cómo buscas clientes para tu negocio?, ¿De qué forma quieres aumentar tus ventas? Si sigues utilizando la puerta fría como único modelo de ventas, ha llegado el momento de cambiar y apostar por el social selling. Te contamos en qué consiste.

Recorrer las calles con las tarjetas en la mano buscando clientes o hacer llamadas en base a un listado, ya no funciona. Realmente ya no hablamos de un modelo B2B (business to business) sino H2H (human to human).

Tanto el proceso de venta como los compradores, han cambiado radicalmente. ¿Quieres saber cómo? ¡Te lo contamos con detalle!

El proceso de venta: de las ventas 1.0 al social selling

Antes de la irrupción y desarrollo de internet, el proceso de venta se basaba en tres elementos:

  • La puerta fría. Se hacían llamadas o se enviaban correos a personas sin que conocieran la empresa o el producto o servicio. El ratio de éxito era muy bajo, por lo que se tenían que hacer miles de llamadas para obtener un cliente.
  • Los contactos. Los datos de las personas se buscaban en directorios en papel.
  • La demo de ventas. Se solía hacer una demostración del producto o servicio a los clientes que aceptaban una visita.

Actualmente, la evolución de internet y de las redes sociales han permitido cambiar radicalmente el modelo de ventas de forma que los tres elementos son los siguientes:

  • Las redes sociales. Redes como Facebook, Twitter y Linkedin permiten acercarse a millones de contactos potenciales de forma sencilla.
  • La información y la confianza. El hecho de compartir información de valor con tus clientes potenciales en las redes, supone la generación de confianza y una forma de acercarse hacia la venta.
  • La generación de clientes y embajadores de la marca. Conseguir clientes con las redes sociales supone, además, conseguir embajadores de tu marca que pondrán a funcionar el boca a boca en base a sus recomendaciones.

Este modelo de ventas es lo que se llama social selling. ¿Lo utilizas?

¿Qué ventajas tiene el social selling frente al proceso de venta tradicional?

En base a la información del apartado anterior, podemos distinguir algunas ventajas del social selling frente a un proceso de venta tradicional:

  • No son necesarias llamadas telefónicas, sino que contactas con tu cliente potencial desde el principio atrayéndole.
  • No se produce una visita a los prospectos para hacerle una demostración antes de que conozcan tu producto o servicio, sino que las conversaciones se desarrollan online a través de la mensajería instantánea o de comentarios en redes sociales.
  • La base de la negociación ya no es solo el precio, porque con el social selling habrás logrado poner en valor tu producto o servicio.
  • Identificarás de una forma mucho más rápida a la persona que toma las decisiones en la empresa. No tendrás que hablar con el asistente de esa persona sino que el contacto con el decisor es directo.
  • La inversión en tiempo, esfuerzo y recursos es inferior en el social selling que en el proceso de venta tradicional. El social selling es más rápido y efectivo.
  • Con el social selling el cliente ya no es alguien que no te conoce, es una persona que identifica a tu marca y se acerca a ella de forma natural.

¿Sigues utilizando el proceso de venta tradicional y no funciona?, ¿Quieres saber más sobre social selling? ¡Contacta con nosotros!