¿Qué te parecería hacer un anuncio en LinkedIn y que lo vean 11 millones de potenciales clientes? No está nada mal ¿verdad?, pues según “The Global State of Digital in 2019 Report” de Hootsuite  ese es el número de personas que pueden recibir un anuncio de Linkedin. Si no te has apuntado al social selling en tu negocio B2B puede que estés perdiendo oportunidades.

¿Quieres saber qué ventajas te dará utilizar el social selling? Sigue leyendo y descubrirás todos los detalles.

Antes de nada, una definición sencilla de qué es el social selling. El social selling consiste en atraer potenciales clientes a través de las redes sociales.

Pero, no podemos olvidar que, no es lo mismo aplicar el social selling B2B (de negocio a negocio) que el social selling B2C (de negocio a consumidor). En el primer caso debemos conocer a fondo:

  • La empresa a la que nos dirigimos.
  • Los proveedores que tiene.
  • Los clientes que quiere captar.
  • Las relaciones que tiene con otra empresa.

La relación entre el social selling y el B2B

En el caso del social selling entre empresas podemos destacar dos elementos fundamentales:

  • Los CEOs de las empresas, que son nuestros potenciales clientes, son personas y como tales buscarán opciones en las redes sociales o en internet, en general, para decidir sobre sus compras. En este sentido, el Estudio Anual de Redes Sociales 2018 elaborado por IAB Spain, muestra que el 57% de los encuestados declara que busca información de los productos en redes sociales antes de decidir sobre la compra.
  • Es fundamental averiguar quiénes son los proveedores de esas empresas a las que nos queremos dirigir para saber qué ofrecen y cómo nos podemos diferenciar.

¿Por qué hacer social selling en un negocio B2B?

Hay muchas razones que te convencerán para utilizar el social selling en tu negocio B2B, entre otras, las siguientes:

  • Ahorrarás tiempo porque evitarás las visitas a puerta fría de tus comerciales, que consumen tiempo y dan pocos frutos.
  • Entrarás en contacto directo con la persona que decide por lo que el proceso de venta será más sencillo.
  • A través de las redes sociales podrás saber qué les preocupa a las empresas que quieres captar como clientes.
  • Todo lo anterior, te hará ahorrar costes en tus estrategias de ventas.

Pero ¿Qué debes tener en cuenta a la hora de utilizar el social selling entre empresas? En el siguiente apartado te contamos todas las claves.

Tips de social selling para empresas B2B

Para que te decidas a utilizar el social selling para tu empresa en un entorno B2B te damos algunos tips que te ayudarán:

  • La estrategia debe estar centrada en el cliente, porque el tipo de cliente actual ha cambiado y se trata de usuarios bien informados y que quieren tratar con las marcas como iguales.
  • Para diferenciarte de tus competidores deberás compartir contenido que responda a las dudas o necesidades de tus potenciales empresas clientes y, por lo tanto, aporte valor.
  • Unifica la imagen de tu empresa en las distintas redes sociales. Debes cuidar que tanto la imagen como el tono que utilizas en cada red social se adapte a la red social y a la vez sea profesional y mantenga una misma línea.
  • Localiza a las personas que toman las decisiones dentro de las empresas y empieza a crear una relación.
  • No te enfoques en vender tus productos o servicios sino en aportar un valor añadido a tus potenciales clientes. No hables continuamente de tu producto y sus ventajas, ofrece respuestas de calidad.
  • Genera confianza a largo plazo. En el social selling B2B se trata no solo de ganar clientes sino de mantenerlos en el tiempo. Para ello tendrás que seguir a tus clientes, comentar su contenido, dar “likes” a sus publicaciones. Son formas de recordar que tu empresa está pendiente y a disposición.

¿Quieres saber cómo aplicar el social selling en tu empresa B2B?, ¿Hablamos de social selling?